Tecnología

Chasis

Inicio / Tecnología / Chasis

Construido a partir de extrusiones de aluminio especialmente diseñados y fibra de carbono, el chasis del MXT fue diseñado para proporcionar una base ligera y ultra rígida.

El semi-monocasco constituye la base de la dinámica y el rendimiento del vehículo. Con un peso bruto de sólo 930kg, el coche acelera desde cero hasta 100 km / h en 4,9 segundos y genera 1,1 g de aceleración lateral. Su bajo peso también ayuda a otros parámetros de eficiencia, como el consumo de combustible y las emisiones de CO2.

Extrusiones y hojas de aluminio están unidas con adhesivo derivado de la industria aeroespacial, con una resistencia a la tensión de 2.000 psi, para formar el semi-monocasco. El piso de fibra de carbono bajo el área de la cabina aumenta la rigidez del coche, mientras que el ligero subensamble trasero, construido en acero, otorga unidad al chasis y constituye un soporte resistente para el motor y el montaje de la suspensión trasera. El depósito de combustible de aluminio se coloca dentro del monocasco, entre el habitáculo y el compartimento del motor.

La suspensión complementa perfectamente el potencial del semi-monocasco y el motor, lo que resulta en niveles excepcionales de agarre lateral y la tracción. El MXT cuenta con suspensión de doble horquilla en ambos ejes, y una barra estabilizadora delantera que incrementa la estabilidad en curvas rápidas. Los amortiguadores y resortes helicoidales están finamente ajustados para un balance óptimo.